8 ago. 2010

Matriarcado

Mi familia siempre fue un matriarcado, en realidad creo que desde mi bisabuela Rosín Valle, que cuentan que mandaba más que el alcalde en Santoña y que daba de comer a medio pueblo con mano dura y algo suelta, esto no ha podido ser de otra manera. Ya el caracter de las mujeres en el Norte invita a eso pero si además le sumas que en mi familia sólo han nacido mujeres pues es inevitable. El único hombre que supo y quiso manejar el cotarro fue mi abuelo Diego y ya no está, un santo.. En la reuniones familiares mi marido tiene que pasarlo doblemente mal, no sólo por ser el único hombre sino porque en Cuba no están acostumbrados a este caracter femenino que mueve montañas y no conoce la renuncia..

2 comentarios:

giozi dijo...

En mi casa era igual, desde mi abuela.
Y seguimos con la tradición :D

bymargarita dijo...

wow, eso sí es un matriarcado y luego dicen que nosotras somos el sexo débil, jaja. Te mando un beso.